Mientras dure el fuego

Tags

, , , , , , , , , , , , , , ,

ignis zeus jupiter

Zeus (júpiter), deidad griega poseedor del trueno monta el águila, atributo de la naturaleza del fuego (volátil y ascendente)

 

Donec erunt ignes (mientras dure el fuego)

Mientras dure el fuego la vida irradiará en el Universo. Los cuerpos cumplirán los diferentes ciclos de sus metamorfosis, hasta su transformación final en espíritu, luz o fuego.

Mientras dure el fuego, la materia no cesará de proseguir su penoso ascenso hacia la pureza integral, pasando de la forma compacta y sólida a la forma líquida, y, luego, del estado gaseoso al radiante fuego.

Mientras dure el fuego, el hombre podrá ejercer su industriosa actividad sobre las cosas que lo rodean, y gracias a este, someterles a su voluntad propia y plegarlos y sujetarlas a su utilidad.

Mientras dure el fuego, la ciencia se beneficiará y verá ensancharse el campo de sus conocimientos y de sus realizaciones.

Mientras dure el fuego, el hombre estará en relación directa con Dios, y la criatura conocerá mejor a su Creador…

El fuego nos envuelve y nos baña por todas partes. Viene a nosotros por el aire, por el agua y por la misma tierra, que son sus conservadores y vehículos.

Nuestro nacimiento es el resultado de su encarnación; nuestra vida, el efecto de su dinamismo; y nuestra muerte, la consecuencia de su desaparición.

Imponderable, inasible y siempre en movimiento, el fuego posee todas las cualidades de los espíritus, sin embargo es material, pues experimentamos su claridad cuando brilla y su calor radiante.

Es principio puro por excelencia y manifestación física de la pureza. Es el sello de la perfección absoluta en el propio color de la piedra filosofal.

 

Las Moradas Filosofales, Fulcanelli.

 

Advertisements

Perdónalo todo

Tags

, ,

Perdónalo todo:

el día de lluvia
los vecinos ruidosos
el bebé que llora
el perro que caga
el atasco del tráfico
la multa

Perdónalo todo:
la tardanza
la espera
los nervios
la impaciencia
la soberbia
la impotencia
las injusticias
a los malvados que controlan el mundo…
y sobre todo los miedos, todos.

Perdónalo todo:
el pasado,
el presente
y el futuro.
Perdónalo todo,
todo, todo,
incluso a ti,
por creer que tú puedes perdonar a alguien.

Perdónalo todo hasta que no quede nada sin ser perdonado.
Haz caer sobre el mundo una lluvia de mil perdones,
desde tu corazón.

Ahora: acepta,
acéptalo todo.
Acéptalo todo hasta que no quede nada.
Hasta que todo se haga uno.

Sé humilde,
pero no te achiques,
lo mejor es desaparecer… ser nada… ser nadie
(vé hasta el fondo de la cuestión!)

Porque lo pequeño puede crecer.
Lo pequeño puede ganar
y aún perder.

Acaba hoy mismo con este ir y venir de desdicha.
Muere hoy mismo. Que tu orgullo muera,
que tu perdón muera,
que tus heridas emocionales mueran.
Tíralo todo al fuego,
y baila mientras lloras y ries
en tu funeral.

Luego de morir ya no tendrás nada que ganar.
Ni nada que perder.
Eso es la paz.
Eso es la paz.
Dicha.
Eterna.
Como tú y yo.

Mariano Gringaus Urrutia

http://www.evolucionemosjuntos.blogspot.de/

Juno, el mago de las tormentas

Tags

, , , , , , , , ,

Y de entre las brumas del más remoto pasado vio surgir a Juno, el Mago de las tormentas como le llamaron los hombres de mar de su tiempo a causa de sus audaces correrías por los mares bravíos y peligrosos. Había nacido entre los hielos del norte, en una península bañada por el Mar Sereno (Océano Pacifico) en un pueblo de pescadores de grandes bestias marinas y para quienes no había más mundo ni mayor grandeza que lanzarse a las olas a arrancarles sus tesoros y sus secretos.

Las olas habían tragado a sus padres en un largo viaje y Juno solo desde la niñez, no conoció otro hogar que el barco pescador de un amigo de su padre que le cobijo en su orfandad; que le dio por compañera en la primera juventud a Vestha, su hija casi ciega que nadie tomaría como esposa y que le llevo en dote nupcial un buque ballenero, conque ambos se procurarían el sustento de sus vidas.
Y cuando los hombres afiebrados de codicia se lanzaban al mar para arrancarle sus tesoros y hacían del mar un aliado de sus crímenes espantosos, Juno le decía a su dulce cieguecita toda hecha de amor y de ternura para aquel que la había amado sin que ella lo pudiera ver: Vestha ¿te gusta pescar bestias marinas para enriquecerte?

“Me gusta más escuchar el arrullo de las tórtolas que anidan en nuestros peñascos -le contestaba ella.

“-¡Oye Vestha!… Tú y yo no necesitamos hacer la vida que hizo tu padre y que hacen todos los hombres de este país. ¿Qué haríamos con los tesoros del mar que tanto ambicionan los hombres de esta tierra? El mar tiene otros tesoros que tú y yo iremos a buscar.

-Pero yo no los podré ver -decía ella tristemente.

-Pero los escucharás Vestha porque son como arrullo de tórtolas y como rumor de aguas musicales.

-¿Dónde están?

-En medio de las tempestades, en las noches tenebrosas, entre las costas erizadas de todos los golfos, entre los témpanos de hielo que arrastran los huracanes.

-Juno… tengo miedo de todo ese horror que dices -murmuraba ella apretándose más al tibio rinconcillo junto a la hoguera donde a tientas preparaba los alimentos indispensables.

-¿No sabes Vestha que junto a las bestias marinas hay la pesca de hombres que piensan y sienten como tú y yo, que son cruelmente arrancados al amor de esposas y de hijos, entre las tinieblas de la noche, y cuyas carnes mezcladas a las carnes y grasas de las bestias marinas se convierten en oro para los comerciantes de carne humana? Si yo consigo arrancar de sus garras las victimas inocentes, sus bendiciones y su gratitud ¿no serán para ti como el arrullo de las tórtolas que anidan en nuestros peñascos?

-¡Qué horror y espanto lo que oigo mi audaz marino! ¡Yo soy ciega!… ¿Quien te ayudará en la ruda jornada de salvamento?

-Dios que ve mi corazón y enciende en mi alma tal deseo, que escucha el clamor de los caídos, levantará de entre las olas de este mar en que boga nuestro barco, a los que han de ayudarme en la tarea.

Y un barco náufrago, con sus velas rotas y su arboladura deshecha, con su piloto asesinado por las mismas víctimas de su barbarie levantadas en motín, le trajo a Juno los auxiliares en su obra heroica, de alumbrar las sombrías tragedias de los hombres y del mar. Y desde entonces Juno, en su buque color ceniza recorrió todas las costas donde adivinaba las delictuosas actividades de los mercaderes de carne humana.

Los príncipes y caudillos que aún guardaban respeto a las vidas humanas le tomaron como aliado en la defensa de los pueblos vecinos al mar.

Y las bendiciones y gratitud de todos los salvados por Juno fueron arrullo de tórtolas para la dulce esposa ciega del Mago de las tormentas, salvador de vidas y salvador de almas.

Pero no es la gratitud planta que se aclimata por mucho tiempo en los valles terrestres y pasados catorce años de flotar sobre los mares arrancando víctimas a los mercaderes de hombres, la mayoría de la humanidad encontró injusto que Juno estorbara así las pingües ganancias que hacían muchos magnates en connivencia con los piratas, y sorprendiendo una noche al audaz marino, lo amarraron con su esposa al palo mayor de su buque salvador de hombres, abrieron por el vientre la nave que se hundió en el abismo mientras la dulce esposa ciega decía: “Juno, la maldad de los hombres no me deja escuchar ningún sonido, ningún arrullo de tórtolas. Cántame tú; quiero morir pensando que todo canta en torno mío”

Y Juno, ahogando un sollozo, cantó para arrullar la muerte de Vestha:

Gondolero que te lanzas
Como un pájaro en el mar
Boga, boga hacia el oriente
Que el sol asomado está.

Llega deshojando rosas
Gondolero, llega el sol
Mensajero de alegría y esperanza
Mensajero de la dicha y del amor.

¿No ves que por ti ha vestido
La áurea clámide de luz
Y ha cubierto a la montaña
Con pabellones de tul?

Y ha repujado las olas
Con rosas color de te,
Para que entre ellas deslice
La quilla de tu bajel.

Mensajero de alegría y esperanza,
Mensajero de la dicha y del amor,
Es el sol que ya llega gondolero,
Es el cálido beso de tu Dios.

Y en la infinita inmensidad de Dios se durmieron a la vida física aquellos dos seres bajo las aguas del Mar Sereno que tanto habían recorrido salvando seres humanos condenados a enriquecer con sus carnes a los vampiros de sangre, hartos de placer, pero hambrientos eternamente de oro.

Orígenes de la Civilización Adámica, Josefa Rosalía Luque Álvarez

Los cuatro Elementos: sus cualidades y combinaciones

Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

museo hermético

El lapis inmarcesible proviene de la unión de los símbolos superior e inferior, del fuego y del agua, producida por la rotación de los elementos. Es el reflejo celeste del oro terrestre, personificado aquí por Apolo en los infiernos, rodeado de seis musas o metales. Musaeum Hermeticum, ed. Francfort, 1749

Cuatro son los elementos y fundamentos primarios de las cosas corporales: fuego, tierra, agua, aire; a partir de ellos se forman todos los elementos del universo, y no por acumulación, sino por transmutación y unión; cuando se desintegran, se convierten de nuevo en tales elementos. Ninguno de los elementos sensibles es puro, sino que están mezclados en mayor o menor proporción, y pueden transmitirse entre sí. De este modo, la tierra al ablandarse se hace agua, y ésta al engordarse y condensarse, es tierra; mas al evaporarse por el calor se convierte en aire y éste, al calentarse en exceso, en fuego; este último al apagarse vuelve a ser aire, y, enfriado tras una fuerte combustión, se hace tierra, o piedra, o azufre, como puede verse con el rayo.

Los cuatro elementos (de izquierda a derecha: tierra, agua, aire, fuego), que corresponden a las cuatro fases del opus y a los cuatro grados del fuego.

Los cuatro elementos (de izquierda a derecha: tierra, agua, aire, fuego), que corresponden a las cuatro fases del opus y a los cuatro grados del fuego. D. Stolcius von Stolcenberg, Viridarium chymicum, Francfort, 1624

Platón piensa que en modo alguno la tierra se puede transformar, mientras que los demás elementos sí pueden hacerlo en ésta o en cualquier otro. Así pues, la tierra se diferencia de los otros elementos más sutiles en que no se transforma sino que se disuelve o se mezcla con ellos, que sí tienen la capacidad de disolverla, y luego se vuelve a convertir en ella misma.

Cada uno de los elementos posee dos cualidades específicas, una de las cuales la posee como propia y en la otra coincide con el siguiente, como si estuviera entre las dos.

Así el fuego es caliente y seco,

Se convirtió en un símbolo del Fuego debido a que el animal secreta de su piel una sustancia que le hace resistente al fuego durante unos instantes. Es también el símbolo de la ablución filosófica. En la Atalanta Fugiens de Michael Maier se lee en el epigrama 29: “Donde la salamandra vive más poderosa es en el fuego ardiente, no teme en nada las acechanzas de Vulcano. De igual modo la Piedra tampoco rechaza los crueles incendios de las llamas, pues nació en el fuego permanente. Aquella, que es fría, apaga y sale libre. Pero ésta es caliente, y el calor, su semejante, le ayuda.”

La Salamandra se convirtió en un símbolo del Fuego debido a que el animal secreta de su piel una sustancia que le hace resistente al fuego durante unos instantes. Es también el símbolo de la ablución filosófica. En la Atalanta Fugiens de Michael Maier se lee en el epigrama 29: “Donde la salamandra vive más poderosa es en el fuego ardiente, no teme en nada las acechanzas de Vulcano. De igual modo la Piedra tampoco rechaza los crueles incendios de las llamas, pues nació en el fuego permanente. Aquella, que es fría, apaga y sale libre. Pero ésta es caliente, y el calor, su semejante, le ayuda.”

la tierra es seca y fría,

Gnomos (enanos fantásticos o elementales de la Tierra)

Gnomos (enanos fantásticos o elementales de la Tierra)Decía Paracelso que todos los elementos tienen un alma y están vivos. De esta manera asocia el elemento tierra con los Gnomos al ser responsables y dueños del espíritu de la tierra

el agua es fría y húmeda,

Una náyade o ninfa, acercándose a Hilas. Pintura hecha por John William Waterhouse (1893).

Una náyade o ninfa, acercándose a Hilas. Pintura hecha por John William Waterhouse (1893). Paracelso relaciona el elemento agua con el mito griego de las náyades o las Ondinas (en griego antiguo Ναιάδες Naiádes, Ναίδες Naídes o Νάιτιδες Náitides, de ναίω ‘fluir’) .Eran las ninfas de los cuerpos de agua dulce — fuentes, pozos, manantiales, arroyos y riachuelos —, y encarnaban la divinidad del curso de agua que habitaban

el aire es húmedo y caliente

john anster fitzgerald

Rabbit Among the Fairies, John Anster Fitzgerald. Según Paracelso, las Sílfides (También conocidos como Silfos, en la mitología), son los espíritus elementales del aire.

De este modo, por sus dos cualidades contrarias los elementos se oponen entre sí, como el fuego frente al agua y la tierra frente al aire. Siguiendo otro principio, también se oponen los elementos: los que son pesados, como la tierra y el agua, y los que son ligeros, como el aire y el fuego. Por esta razón dicen los estoicos que los primeros son pasivos, y los segundos, activos.

Platón que sigue otro principio, les atribuye a cada uno tres cualidades: al fuego le corresponde la transparencia, la volatilidad y el movimiento; a la tierra, la opacidad, la densidad y el reposo. De acuerdo con estas cualidades, son contrarios los elementos fuego y tierra. Los otros elementos las combinan entre sí: el aire, que recibe dos cualidades del fuego – volatilidad y movimiento – y una de la tierra – opacidad -. El agua, por el contrario, recibe dos de la tierra – opacidad y densidad – y una del fuego – movimiento -. Pero el fuego es dos veces más volátil que el aire, tres veces más móvil, y cuatro veces más transparente. El aire es dos veces más permeable que el agua, tres veces más volátil, y cuatro veces más móvil. Existe pues la misma proporción entre el aire y el agua, entre el agua y la tierra, y viceversa, entre la tierra y el agua, entre el agua y el aire, y entre el aire y el fuego.

Este es el fundamento de todos los cuerpos, la causa de las virtudes naturales y de las obras mágicas; quien conozca las cualidades de los elementos y sus combinaciones, conseguirá operar maravillas y dominar la Magia natural.

Filosofía Oculta, Magia natural; Enrique Cornelio Agrippa

The Alchemical work

Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Paracelsus Lecturing on the Elixir Vitae david scott

Paracelsus Lecturing on the Elixir Vitae, David Scott

Alchemy is nothing else but the set purpose, intention, and subtle endeavor to transmute the kinds of the metals from one to another. According to this, each person, by his own mental grasp, can choose out for himself a better way and Art, and therein find truth, for the man who follows a thing up more intently does find the truth. It is highly necessary to have a correct estimation of stars and of stones, because the star is the informing spirit of all stones. For the Sol and Luna of all the celestial stars are nothing but one stone in itself; and the terrestrial stone has come forth from the celestial stone; through the same fire, coals, ashes, the same expulsions and repurgations as that celestial stone, it has been separated and brought, clear and pure in its brightness. The whole ball of the earth is only something thrown off, concrete, mixed, corrupted, ground, and again coagulated, and gradually liquefied into one mass, into a stony work, which has its seat and its rest in the midst of the firmamental sphere.

mons philosophorum

mons philosophorum

Further it is to be remarked that those precious stones which shall forth-with be set down have the nearest place to the heavenly or sidereal ones in point of perfection, purity, beauty, brightness, virtue, power of withstanding fire, and incorruptibility, and they have been fixed with other stones in the earth. They have, therefore, the greatest affinity with heavenly stones and with the stars, because their natures are derived from these. They are found by men in a rude environment, and the common herd (whose property it is to take false views of things) believe that they were produced in the same place where they are found, and that they were afterwards polished, carried around, and sold, and accounted to be great riches, on account of their colours, beauty, and other virtues. A brief description of them follows:

The Emerald. This is a green transparent stone. It does good to the eyes and the memory. It defends chastity; and if this be violated by him who carries it, the stone itself does not remain perfect.

Emerald crystal from Muzo, Colombia

Emerald crystal from Muzo, Colombia

The Adamant. A black crystal called Adamant or else Evax, on account of the joy which it is effectual in impressing on those who carry it. It is of an obscure and transparent blackness, the colour of iron. It is the hardest of all; but is dissolved in the blood of a goat. Its size at the largest does not exceed that of a hazel nut.

The Magnet Is an iron stone, and so attracts iron to itself.

Magnetite Chalcopyrite Galena

Magnetite Chalcopyrite Galena

The Pearl. The Pearl is not a stone, because it is produced in sea shells. It is of a white colour. Seeing that it grows in animated beings, in men or in fishes, it is not properly of a stony nature, but properly a depraved (otherwise a transmuted) nature supervening upon a perfect work.

Catching of pearls, Bern Physiologus (9th century)

Catching of pearls, Bern Physiologus (9th century)

The Jacinth Is a yellow, transparent stone. There is a flower of the same name which, according to the fable of the poets, is said to have been a man.

Jacinth

Jacinth

The Sapphire Is a stone of a celestial colour and a heavenly nature.

Sapphir

Sapphire

The Ruby Shines with an intensely red nature.

Natural ruby crystals from Winza, Tanzania

Natural ruby crystals from Winza, Tanzania

The Carbuncle. A solar stone, shining by its own nature like the sun.

The Coral Is a white or red stone, not transparent. It grows in the sea, out of the nature of the water and the air, into the form of wood or a shrub; it hardens in the air, and is not capable of being destroyed in fire.

Coral outcrop on Flynn Reef

Coral outcrop on Flynn Reef

The Chalcedony Is a stone made up of different colours, occupying a middle place between obscurity and transparency, mixed also with cloudiness, and liver coloured. It is the lowest of all the precious stones.

Chalcedony, Agate

Chalcedony, Agate

The Topaz Is a stone shining by night. It is found among rocks.

Topaz

Topaz

The Amethyst Is a stone of a purple and blood colour.

Amethyst cluster from Magaliesburg, South Africa.

Amethyst cluster from Magaliesburg, South Africa.

The Chrysoprasus Is a stone which appears like fire by night, and like gold by day.

Chrysoprase (Poland)

Chrysoprase (Poland)

The Crystal Is a white stone, transparent, and very like ice. It is sublimated, extracted, and produced from other stones.

Quarz Crystal

Quartz Crystal

As a pledge and firm foundation of this matter, note the following conclusion. If anyone intelligently and reasonably takes care to exercise himself in learning about the metals, what they are, and whence they are produced: he may know that our metals are nothing else than the best part and the spirit of common stones, that is, pitch, grease, fat, oil, and stone. But this is least pure, uncontaminated, and perfect, so long as it remains hidden or mixed with the stones. It should therefore be sought and found in the stones, be recognized in them, and extracted from them, that is, forcibly drawn out and liquefied. For then it is no longer a stone, but an elaborate and perfect metal, comparable to the stars of heaven, which are themselves, as it were, stones separated from those of earth. Whoever, therefore, studies minerals and metals must be furnished with such reason and intelligence that he shall not regard only those common and known metals which are found in the depth of the mountains alone. For there is often found at the very surface of the earth such a metal as is not met with at all, or not equally good, in the depths. And so every stone which comes to our view, be it great or small, flint or simple rock, should be carefully investigated and weighed with a true balance, according to its nature and properties. Very often a common stone, thrown away and despised, is worth more than a cow. Regard must not always be had to the place of digging from which this stone came forth; for here the influence of the sky prevails. Everywhere there is presented to us earth, or dust, or sand, which often contain much gold or silver, and this you will mark.

Coelum Philosophorum, Paracelsus

Theatrum Chemicum

Tags

, , , , , , , , , , , ,

The Alchemist, 1558.Pieter Breughel (1525-1569)

The Alchemist, Pieter Breughel (1558)

Un curioso enigma muy conocido de los alquimistas se encuentra en el tercer volumen del Theatrum chemicum, página 744 acompañado de un comentario de 10 páginas de Nicolás Barnaud. Aquí está:

Aelia Loelia Crispis es mi nombre. Yo no soy ni hombre ni mujer, ni hermafrodita ni virgen, ni adolescente ni vieja. yo no soy ni prostituta ni virtuosa, sino todo junto. No estoy muerta ni de hambre ni por la espada, ni por el veneno, sino por todas estas cosas a la vez. no descanso ni en el cielo, ni sobre la tierra, ni en el agua, sino por todas partes. Lucius Agatho Priscius, que no fue ni mi marido, ni mi amante, ni mi esclavo, sin tristeza, sin gozo, sin lloros, me hace elevar, sabiendo y sin saber porqué el monumento que no es ni una pirámide ni un sepulcro, sino los dos. He aquí una tumba que no encierra ningún cadáver. Es un cadáver que no está encerrado en un sepulcro. El cadáver y el sepulcro no son más que uno”.

Theatrum Chemicum vol III

Theatrum Chemicum vol III

Barnaud estableció en su comentario que se trata de la piedra de los filósofos.

Teorías y símbolos de los alquimistas. Albert Poisson

Cosmogonía griega

Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Night-Love-Erebo-Caos

Night Love Erebus ChaosJohn Flaxman, Compositions From the Works Days and Theogony of Hesiod

El Caos engendró la Oscuridad y la Noche, de su unión nacieron el Éter, el Día, el Sueño, la Muerte, el Destino, la Discordia y las Ninfas cuidadoras del Árbol de la Tierra.

La Tierra y el Cielo procrearon el Océano, la Inteligencia, las Manadas, el Fuego Astral, el Ancestro de la Raza Humana y el Tiempo, así como el Mar, la Memoria, la Vista, el Orden Divino, la Corona de Oro y a la Fertilidad.

De la unión del Tiempo y la Fertilidad nacieron la Agricultura, las Tormentas marinas, el Inframundo, el Fuego dador de vida al Hogar y el Rey y la Reina de los Dioses.

El Caos engendró a Erebo y a Nicte, de su unión nacieron Éter, Hemera, Hipno, Tánato, las Moiras, Eris y las Hespérides.

Gea y Urano procrearon a los Tiranes: Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto y Crono, y las Titánides: Tetis, Mnemósine, Tea, Temis, Febe y Rea.

De la unión Crono y Rea nacieron Démeter, Poseidón, Hades, Hestia y la pareja divina Zeus y Hera.

 

Mitología Griega, Sofia Souli

La Inspiración

Tags

, , , , , , , , ,

Abriré mi boca con el permiso de mi Creador“. Midrash ha-Gadol

La inspiración es un tema realmente difícil de definir teóricamente, pocos temas como éste necesitan de la experiencia vivencial para poder ser conocidos. Aquel que no ha oído en su interior, aún por un instante, la voz de las Musas difícilmente podrá entender que la inspiración sea algo más que una fase de la respiración animal; pero para el Artista, el viviente, la inspiración es la voz más querida y deseada, no la puede comparar con nada. El aire divino que recibe en su interior por la inspiración convulsiona la totalidad de su ser, hasta el centro más oculto, convirtiéndose en la fuente inagotable de su creación viva y en su amor más ardiente. Ninguna palabra define mejor el estado en que se encuentra el Artista como el entusiasmo, cuya etimología significa “estar poseído por el soplo de un dios”. La inspiración es el vínculo que liga al Creador con su criatura.

El padre de las Musas es Zeus y su madre Mnemósine (la memoria), ésta es la que permite recordar al hombre su Arte secreto y eterno, olvidado y sepultado debajo del cuerpo mortal y corruptible.

Mnemósine, Dante Gabriel Rossetti

Mnemósine, Dante Gabriel Rossetti

Sin la inspiración de las Hijas de la Memoria no es posible reencontrar el origen del Arte Sagrado, ellas son las que ofrecen al hombre la Sabiduría del cielo, por ellas podemos reconocer y manifestar los mundos sutiles que gravitan alrededor nuestro, por ellas podemos saber cual es la cuna a la que pertenece nuestra alma. La inspiración, en fin, es el primer paso de la auténtica creación, la creación sagrada.

Textos y Glosas sobre el Arte Sagrado, Raimon Arola

Art

Tags

, , , , , , , , , ,

En una pequeña pintura titulada “La fueza de los pentáculos o la Venus celeste, la Madre de los Mundos”, Cattiaux resume el sentido profundo de la magia. El cuadro representa a una mujer esférica de color rojizo, sugiriendo el movimiento cíclico del fuego universal, en medio de la cual se hallan unos caracteres mágicos que significan Venus. En la parte superior de la imagen y con los mismos caracteres, está escrito Sol, en la parte inferior está escrito Saturno, a su derecha, Luna y a su izquierda, Mercurio ; en los cuatro extremos de la pintura se encuentran las figuras de los cuatro elementos, arriba el agua y el aire, abajo la tierra y el fuego. Se puede deducir que la mujer es la Quintaesencia, llamada Madre de los mundos o Venus Celeste, que anima las metamorfosis de los cuatro elementos y, con ellos, a toda la creación. Es una representación del Alma del mundo, causa del movimiento de la gran fábrica de la creación; la magia consiste en ponerse en comunicación con ella. Pudiera ser por este motivo, que Cattiaux titulase la pintura, “La fueza de los pentáculos…”, como queriendo expresar que es ella, la Quintaesencia, la que da todo el poder a los pentáculos, la figura mágica por antonomasia. (Raimon Arola, “La técnica como fundamento del espíritu”).

En una pequeña pintura titulada “La fuerza de los pentáculos o la Venus celeste, la Madre de los Mundos”, Cattiaux resume el sentido profundo de la magia. El cuadro representa a una mujer esférica de color rojizo, sugiriendo el movimiento cíclico del fuego universal, en medio de la cual se hallan unos caracteres mágicos que significan Venus. En la parte superior de la imagen y con los mismos caracteres, está escrito Sol, en la parte inferior está escrito Saturno, a su derecha, Luna y a su izquierda, Mercurio ; en los cuatro extremos de la pintura se encuentran las figuras de los cuatro elementos, arriba el agua y el aire, abajo la tierra y el fuego. Se puede deducir que la mujer es la Quintaesencia, llamada Madre de los mundos o Venus Celeste, que anima las metamorfosis de los cuatro elementos y, con ellos, a toda la creación. Es una representación del Alma del mundo, causa del movimiento de la gran fábrica de la creación; la magia consiste en ponerse en comunicación con ella. Pudiera ser por este motivo, que Cattiaux titulase la pintura, “La fueza de los pentáculos…”, como queriendo expresar que es ella, la Quintaesencia, la que da todo el poder a los pentáculos, la figura mágica por antonomasia.
(Raimon Arola, “La técnica como fundamento del espíritu”).

Art consists in making the supernatural hidden in the natural appear.

Prayer is the perfect art of communication with God. It leads to love that consoles, to knowledge that enlightens and to the union that saves.

It is the verb that diversifies the primary substance, and it is silence that unifies it again. Thus, art that gives form to matter is a noble function of man because it brings him closer to his creator.

To make visible the divine unity hidden beneath the diversity of the world is the work of nature. To incorporate the highest spirit into the basest body and bring them to absolute perfection is the work of art .

El árbol de la vida, Louis Cattiaux

The tree of life, Louis Cattiaux

Inspiration without action is powerless, and action without inspiration is blind. The two together make the perfection of the human work. Art without nature is impotent, and nature without art is blind. The two united make the perfection of the divine work.

The arts of men may well distract us and console us here below. Only the ART of God can deliver us from the putrefying infamy of deadly sin.

One needs the gift of genius to practice the fine arts in this world. And one has to have an angelic gift to pray and praise the Lord of heaven and earth. But one has to have a divine gift to practice the great ART of the Almighty here below.

There is only one true ART , that which manifests the free spirit, which is the light of the Universe. There is only one true science, that which fixes this divine light in the repose of God.

 

The Message rediscovered, Louis Cattiaux

Claves de las palabras masónicas

Tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El templo de Salomón, Jacob Judá León

El templo de Salomón, Jacob Judá León

Salomón, es la personificación de la ciencia y la sabiduría suprema. El templo, es la realización y la figura del reino jerárquico de la verdad y la razón sobre la tierra.

Hiram, es el hombre que ha alcanzado el poder por medio de la ciencia y la sabiduría. Gobierna por la razón y el orden, considerando a cada uno por sus obras. Cada grado de la orden posee una palabra que traduce su esencia. No hay más que una palabra palabra para Hiram; pero esta se pronuncia de tres maneras diferentes.

Hiram Abiff

Hiram Abiff

Pronunciada por los aprendices quiere decir naturaleza y se explica mediante el trabajo. Pronunciada por los compañeros, quiere decir pensamiento, explicándose mediante el estudio. Pronunciada por los maestros, quiere decir verdad y se explica por la sabiduría.

Hay tres grados en la jerarquía de los seres. Hay tres puertas en el Templo. Hay tres rayos en la luz. Hay tres fuerzas en la naturaleza. Estas fuerzas están figuradas por la regla que une, la palanca que levanta y el martillo que afirma.

Mason symbols. (c) The Library and Museum of Freemasonry; Supplied by The Public Catalogue Foundation

mason symbols. (c) The Library and Museum of Freemasonry; Supplied by The Public Catalogue Foundation

La rebelión de los instintos brutales contra la autocracia de la sabiduría se arma, sucesivamente, de tres fuerzas. Hay tres rebeldes: el rebelde de la naturaleza; el rebelde de la ciencia y el rebelde de la verdad. Estaban representados en el infierno de los antiguos por las tres cabezas del Cerbero

cerbero

Cerberus William Blake

En la biblia por Coré, Dathón y Abirón

Castigo de los rebeldes (Punizione dei ribelli) Sandro Botticelli, 1481–1482 Fresco • Renacimiento 348,5 cm × 570 cm Capilla Sixtina

El Castigo de los rebeldes (Punizione dei ribelli)
Sandro Botticelli, 1481–1482
Fresco • Renacimiento
348,5 cm × 570 cm
Capilla Sixtina

En la leyenda masónica se designan por símbolos, cuyas combinaciones cabalísticas, varían según las iniciaciones. El primero, al que se denomina Abirón, y homicida de Hiram, golpea al maestro con la regla. Así es como tantos justos fueron inmolados en nombre de la ley. El segundo, llamado Miphiboseth, del nombre de un pretendiente al reino de David, golpea a Hiram con la palanca. Así es como las reacciones populares contra la tiranía se convierten en otra tiranía y atentan, más fatalmente aún, al reinado de la sabiduría y de la virtud. El tercero, en fin, remató a Hiram con el martillo, como hacen los restauradores brutales de una pretendida orden que creen asegurar su autoridad aplastando a la inteligencia.

La rama de acacia sobre la tumba de Hiram es como la cruz en los altares de Cristo.

La rama de Acacia es símbolo de la muerte, la iniciación y la inmortalidad del alma.

La rama de Acacia es símbolo de la muerte, la iniciación y la inmortalidad del alma.

Es la figura de la ciencia, que sostenía a la ciencia misma, y que eleva su protesta contra los asesinos del pensamiento. Cuando los errores de los hombres han llegado a trastornar el orden, entonces la naturaleza interviene, al igual que Salomón en el templo, La muerte de Hiram debe ser vengada, los asesinos pueden quedar impunes un día, pero la noche ha de llegar para ellos. El que ha pegado con la regla ha provocado el puñal. El que ha triunfado con el martillo caerá victima de la fuerza de que ha abusado y será estrangulado por el león. El que asesinó con la regla se ha descubierto por la lámpara que encendió y el manantial en que bebía, es decir, que se le aplicaran la pena del Talión.

El que asesinó con la palanca será sorprendido cuando le falte su vigilancia como un perro dormido. El león que devora al que asesinó con el martillo es una de las formas de la Esfinge de Edipo; merecerá suceder a Hiram en su dignidad, quien hubiera vencido al león.

Edipo y la esfinge (Œdipe explique l'énigme du sphinx) Dominique Ingres, 1808 óleo sobre lienzo • Neoclasicismo 189 × 144 Museo del Louvre, París, Flag of France.svg Francia

Edipo y la esfinge Œdipe explique l’énigme du sphinx)
Dominique Ingres, 1808
óleo sobre lienzo • Neoclasicismo
189 × 144
Museo del Louvre, París, Francia

El cadáver putrefacto de Hiram demuestra que no resucitan las formas muertas y usadas. Hiram es el solo, verdadero y único, el rey legítimo del mundo; de él es de quien se dice siempre: ¡El rey ha muerto! ¡Viva el rey!

La masonería tiene por objeto reconstruir la monarquía de Hiram y de volver a erigir espiritualmente el Templo. Entonces el dragón de las tres cabezas será encadenado. Entonces las sombras de los tres homicidas serán arrojadas a las tinieblas. Entonces la piedra viva, la piedra cúbica, el cubo de oro, el cubo de doce puertas, la nueva Jerusalén, descenderá del cielo según la profecía cabalística de San Juan

Apocalipsis de San Juan. Juan recibe la "revelación" o Apocalipsis.

Apocalipsis de San Juan. El evangelista recibe la “revelación” o Apocalipsis.

El manantial de agua que corre cerca del primer homicida indica que la rebelión de la primera edad ha sido sofocada con el diluvio. El zarzal ardiendo y el arco iris que permiten descubrir al segundo homicida, representan la Santa Cábala que protesta contra los dogmas farisaicos y la idolatría de la segunda edad. El fin, el león vencido representa el triunfo del espíritu sobre la materia y la sumisión de la fuerza bruta a la inteligencia, que debe ser el signo de la consumación y el advenimiento del santum regnum.

Desde que se iniciaron los trabajos espirituales para edificar el Templo de la verdad, Hiram ha sido muerto muchas veces y siempre ha resucitado. Hiram es Adonis, muerto por un jabalí.

Muerte de Adonis, por Luca Giordano.

Muerte de Adonis, por Luca Giordano.

Es Pitágoras, proscrito. Es Osiris, asesinado por Tifón. Es Orfeo, despedazado por las Bacantes.

La muerte de Orfeo, Émile Lévy

La muerte de Orfeo, Émile Lévy

Es Moisés, enterrado, acaso, vivo en las cavernas del Monte Nébo. Es Jesús asesinado por tres traidores: Caifás, Judas Iscariote y Pilatos. Es Santiago de Moday, condenado por un papa, denunciado por un falso hermano y quemado por orden de un rey.

La obra del Templo es la del mesianismo, es decir, de la realización del simbolismo israelita y cristiano. Es el restablecimiento de la verdad legitimada, de la inteligencia y la virtud. Es el orden, mediante el equilibrio del deber y del derecho, bases inquebrantables del poder. Todo cuanto se ha realizado en el mundo carecería de sentido y de alcance, si esta obra no se llevase a cabo algún día.

El Libro de los Esplendores, Eliphas Levi